Comunica

Lunes, 1. Sep 2014
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Portada Deportes Vida segura con el fútbol

Vida segura con el fútbol

E-mail Imprimir

Todo comienza como una ilusión y se convierten en futbolistas grandes si perseveran. Pero a la vez se encuentran con diversos obstáculos en el camino: malos salarios, incumplimiento de contrato, lesiones graves, entre otras situaciones.

Por Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

futbolista ues

Las noticias publicaron que habría cielo nublado, chubasco y lluvia para esa tarde. Esta vez no se equivocaron. Pero antes el sol había salido para calentar el ambiente. El polideportivo de la Universidad Nacional, el estadio que albergó los juegos CODICADER del 2002, se prepara para recibir a un equipo nuevo que este año ascendió a la Primera División del Fútbol, se trata del equipo de la Universidad Nacional (UES), que sin duda alguna tiene el apoyo de miles de estudiantes de dicha universidad.

Eran las dos de la tarde y el sol todavía alumbraba muy fuerte. Siete jóvenes se encontraban sentados en las bancas ubicadas dentro de la cancha y se estaban vistiendo para comenzar con el entreno de la tarde. Solo había uno que no se estaba preparando y estaba sentado platicando con sus compañeros. Vestía una camiseta verde y short color azul, de su mano izquierda sobresalía su reloj, no por el tamaño, sino por el color: anaranjado fuerte. Él ya no tiene 20 años, como la edad que tienen algunos de sus compañeros, ahora tiene 32. Pero en su rostro se puede notar la experiencia dentro del fútbol nacional: militando 17 años en el Alianza, el equipo que le dio muchos éxitos y al cual le debe una parte de su carrera como futbolista. También ha prestado sus servicios al extinguido San Salvador y al Metapán. Ahora, Ramiro Carballo se ha convertido en el nuevo integrante de la Universidad Nacional, para la apertura 2010. Esta vez le dedica todo su tiempo y entrega a la UES, un equipo con mucha juventud, que se está adaptando al fútbol de la primera división.

Ya es legal la Asociación de Futbolista
Desde el mes de junio de 2010 la AFES (Asociación de Futbolistas de El Salvador) cuenta con la personería jurídica.
- Tuvieron que esperar cuatro años para que les aprobaran su reglamento. De esta forma, Salvador Mariona está muy agradecido con el actual gobierno por la prontitud en su trabajo.
- La personería jurídica fue entregada directamente por el Ministro de Gobernación, Humberto Centeno, quien les ofreció todo su apoyo para seguir ayudando a los futbolistas.
- Actualmente la directiva de la asociación está conformada por siete ex jugadores nacionales: Salvador Mariona, presidente; Guillermo Castro, secretario;  Aselso Jurado, tesorero; Arturo Hato, vocal; Carlos Otelo, vocal; Gonzalo Henríquez y Carlos Menjivar, técnico nacional que está trabajando en los Estados Unidos.
- A pesar que la AFES ya es legal, ningún jugador está inscrito.
- La primera reunión que se convoco para darles información acerca de la asociación, solo asistió un jugador de la primera división de fútbol y un dirigente de la segunda división.

El cielo ha quedado nublado y Carballo habla de su vida futbolística. Sus compañeros están muy alegres, ponen una canción de Alejandro Fernández y están bromeando entre ellos.  Las risas se alborotan a medida que más jugadores se acercan. Están llegando tarde y les ponen multa. Ramiro los vuelve a ver con una sonrisa tímida y sigue hablando de su vida con la entrevistadora.

Su mirada se fija directamente en los muchachos de las reservas de la UES que estaban entrenando en la misma cancha, mientras recuerda que ser futbolista no es tan fácil: hay lesiones que te dañan, directivos que no cumplen el contrato, problemas legales con los equipos, y muchas otras situaciones por las que pasa un jugador del fútbol profesional. Pero Ramiro Carballo no se arrepiente de estar dentro de este ámbito futbolístico.

Comienza el entreno, todavía hay muchas bromas entre los muchachos, el ex aliancista solo los observa y se ríe de sus locuras. Comienza un juego de calentamiento. Es el turno de Ramiro para pegarle a la pelota. Se desliza porque el suelo ha quedado liso, debido a una fuerte lluvia que acababa de caer hace 30 minutos en San Salvador. El doctor del equipo se percata.

-Carballo, ¿te dolió? (le señala el muslo).

-Un poco – dice Ramiro.

Carballo nunca ha tenido una lesión que lo deje fuera tanto tiempo de un torneo, pero le han quedado debiendo algunos directivos de otros equipos. Él asegura que ha buscado el diálogo para no meterse en problemas. Por eso mismo, al ex seleccionador le parece favorable que Salvador Mariona, presidente de de la Asociación de Futbolistas de El Salvador (AFES), esté dirigiendo un proyecto muy ambicioso que beneficiaría a todo jugador nacional, dándoles un seguro de vida al final de la carrera como jugador y solucionándoles problemas legales. Así lo ha confirmado Salvador: “El futbolista solo piensa en hoy, y no piensa en el mañana. Hay lesiones inesperadas. Por eso queremos ayudar a los jugadores, porque queremos un futbolista que sea verdaderamente profesional”.

Todavía hay mucha camaradería en el entrenamiento. El clima es muy fresco después  que ha llovido. Carballo se tira una carcajada al ver que dos de sus compañeros chocan para buscar la pelota. El ex paquidermo también sonríe por su licenciatura en Sicología de la Universidad Tecnológica de El Salvador. Considera que si él lo pudo hacer, los demás chicos también pueden hacerlo. “Todo es pura voluntad de hacer las cosas”, afirma.


Dentro del fútbol nacional los jóvenes que se aventuran y se ilusionan por convertirse en jugadores profesionales, muchas veces olvidan o dejan a un lado sus estudios. Un ejemplo de ello es Jaime Alas, volante del Firpo, que este año dejó de estudiar Comunicaciones para dedicarse por completo a su equipo. “A veces tenemos doble entreno –agrega Jaime- y tenía clases en la mañana. Aquí tengo un sueldo fijo y si falto me descuentan. Pero espero que el otro año pueda ingresar a la universidad”. Ramiro sabe de esta realidad que vive la juventud, pero hace un llamado a que no se detenga, porque todo cuesta en esta vida pero vale la pena intentar nuevas experiencias.

Son las cuatro de la tarde. Rubén Alonso, entrenador de la UES, le da la oportunidad de hacer un tiro libre al jugador número 11: Ramiro Carballo. Ubica la pelota, agarra impulso y manda la pelota con su pie izquierdo un tiro directo hacia la esquina de la portería: “¡Golazo!”, dice uno de los aficionados que observaban el partido. Se termina el entreno. No tiene cara de cansancio al igual que sus compañeros, más bien de alegría por haber concluido un entreno más y esperar el partido del domingo para poder ganarlo.

Antes de retirarse de la cancha da su última opinión sobre la Asociación de Futbolistas. Le da valor a este proyecto y no lo deja de lado porque es muy importante para todo aquel que quiera convertirse en un futbolista integral, con una carrera universitaria que a la larga le podrá asegurar la vida después de una carrera futbolística. Sí, porque el fútbol no dura toda la vida y no siempre se puede vivir de eso.

Actualizado ( Lunes, 13 de Diciembre de 2010 10:17 )  

Foto de la edición

 

Madres de dos mundos

Una joven indígena prepara a su hijo para las celebraciones del Viernes Santo, mientras q...