Portada Multimedia Edición actual    
Ayuda
 
Portada / Noticias

 

 
 

Riesgos de cáncer en tintes para el cabello

Por Katia Vides
Periodista

Estudios e investigaciones médicas aseguran que el uso excesivo del tinte oscuro y el uso de químicos en el cabello a temprana edad, podría provocar cáncer en la vejiga en las personas que lo usan por un tiempo prolongado.

Foto: Katia Vides

es muy importante pedir información en los salones de belleza antes de usar cualquier producto.

En Europa, el uso de sustancias químicas dañinas para el cabello, como la parafenilenediamina y la anilina, fue ron prohibidas hace algunos años debido al daño que pueden ocasionar en la piel. Sin embargo, en El Salvador es difícil llevar un control de los productos que se utilizan en todos los salones de belleza que hay en el país.

La doctora Verónica Ivette Meléndez comentó el efecto que puede producir la anilina en las personas. “El cuero cabelludo absorbe todo el producto que le es aplicado al cabello. Por lo tanto, cuando los tintes contienen este tipo de sustancia (anilina), la absorbe y con el paso de los años podría generar esta clase de cáncer”.

De acuerdo con los estudios, se ha comprobado que se produce un porcentaje de cáncer en la vejiga, tanto en mujeres como en hombres, que utilicen tintes en cantidades excesivas durante mucho tiempo de sus vidas, explicó Meléndez.

Esta sustancia resulta podría resultar dañina en dos tipos de tintes los permanentes y los de tonos oscuros, ya que la cantidad de sustancias químicas en ellos es más fuerte y en mayores cantidades.

Para evitar la enfermedad

La doctora Meléndez enfatizó en la importancia de pedir comprobantes de lo que usan en los salones antes de hacerse cualquier tratamiento. “Si al momento de pedir los ingredientes por escrito o impresos de un producto el salón se rehúsa a informarlos, entonces lo mejor es buscar otro donde sea confiable y se pueda comprobar”, agregó.

También, hay que cuidar de no usar estos productos a muy temprana edad, cuando el cuero cabelludo aún es muy propenso a alergias o el sistema inmunológico no está completamente desarrollado para poder defenderse contra nuevas y fuertes sustancias. La edad recomendada es después de los 18 años.

Además, es necesario mantenerse informado sobre todos los riesgos que pueden ocurrir a la hora de consumir algo nuevo para el cuerpo, por lo que es importante acudir a dermatólogos, doctores o especialistas previamente, ya que en muchos comercios no informan sobre posibles riesgos de utilizar los productos que ofrecen.

 

 

 

 

 

Estudios sobre cáncer en los tintes

 
En los años 70, investigadores del National Cancer Institute descubrieron que las ratas a las que se les suministraban grandes dosis de ingredientes de tinte para el cabello (incluyendo sustancias encontradas en alquitranes de carbón, que se usan para tintes de color oscuro) eran más propensas a desarrollar cáncer que las ratas que no eran expuestas a estas sustancias

El American Journal of Epidemiology publicó recientemente un estudio que sugiere que las personas que usaban frecuentemente tintes para el cabello permanentes de color oscuro antes de 1980 (que es cuando cambiaron los ingredientes y se retiró el alquitrán de carbón) tenían un riesgo ligeramente elevado para desarrollar linfoma de no Hodgkin , un cáncer relativamente común de los nódulos linfáticos.

El retiro de ciertos ingredientes de alquitrán de carbón puede haber reducido el riesgo de cáncer, aún puede ser demasiado temprano para determinar los efectos a largo plazo para la salud del cambio de este producto.
   
 
Vínculos
 

Tintes para el cabello y cáncer

 

Prohibición de sustancias en tintes