Portada Multimedia Edición actual    
Ayuda
 
Portada / Noticias

 

 
 

Solución a la insalubridad de los hospitales es sólo un proyecto

Por: Ivonne Vásquez
Periodista

Hasta ahora el tratamiento de los desechos sólidos es solo un proyecto de la alcaldía. El Ministerio de Salud Pública, a pesar de ser el encargado de coordinar programas de saneamiento ambiental a nivel nacional, no contribuye a eliminar los residuos que a diario producen las ventas informales en las afueras de los hospitales nacionales, siendo estos, según sus propios datos, los que propician las condiciones adecuadas para el desarrollo de enfermedades gastrointestinales que ocupan el tercer lugar en las causas más comunes de morbilidad de el país.

Foto:Ivonne Vásquez

Afuera de los hospitales. En el Hospital Nacional de Maternidad se encuentran ubicados comercios informales que generan las condiciones propicias para el desarrollo de focos infecciosos

“Tiene que ver las competencias, (pues) si usted revisa toda la legislación es de la alcaldía”, expresó la ingeniera Ada Durán, encargada del Programa de desechos sólidos, del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Dado que la ordenanza que regula los desechos del municipio de San Salvador dictamina que es la alcaldía quien debe hacerse responsable del servicio de recolección de los residuos domésticos o comunes provenientes de los comercios, pues es la calle parte de la municipalidad. Por lo mismo, es su responsabilidad ver si los vendedores saben los horarios de recolección, si están atentos, y cuando no se la llevan, qué hacer con ella para que no se convierta en un problema de infecciones.

Y es que la asociatividad para atender el problema del manejo integral de desechos sigue siendo poco experimentado en El Salvador, pues no se han considerado los impactos y consecuencias, entre los que se cuenta el deterioro de la calidad de vida de las personas.

Aún sabiendo que está en riesgo la salud de quienes consumen a diario dichos alimentos, y la de los mismo pacientes de los diferentes nosocomios, muchos de los cuales se encuentran en delicado estado de salud, “como es el caso de las mujeres que han dado a luz, ya sea en un parto normal o una cesárea, y se encuentran con las defensas bajas, afirmó la enfermera Elsa Hernández.

 Falta de seguimiento

Sin embargo, la falta de regulación ha permitido que muchos de aquellos comercios que empezaron como negocios especiales, vendiendo, como en el caso del Hospital de Maternidad, pañales, pachas y cosas acordes a las necesidades de las personas que salían del hospital, se transformaran en negocios de venta de comida, haciendo que el alto contenido orgánico de los desperdicios producidos generaran la condiciones insalubres propicias para el desarrollo de “vectores como: cucarachas, moscas y zancudos”, comentó Benjamín Funes, coordinador de Saneamiento Ambiental del Centro Histórico, de la Alcaldía de San Salvador.

Por supuesto, aun cuando la alcaldía haya vuelto a la dinámica de los lavados (que se realizan cada dos meses) para eliminar aquellas condiciones insalubres que generan en los entornos las ventas, “la prestación del servicio de aseo y el manejo de los desechos siguen siendo vulnerables a la dimensión político partidaria”, expresó la Secretaría de Manejo del Medio Ambiente para América Latina y el Caribe, en su Estudio, análisis y propuestas para el fortalecimiento de los programas de gestión público-privado en el manejo de desechos sólidos y el saneamiento ambiental existentes en el área metropolitana de San Salvador.

Convirtiéndose esto en un verdadero freno a la modernización institucional de la gestión municipal, lo cual a derivado en un alto nivel de inestabilidad, afectando los procesos de planificación y gestión en la prestación de dicho servicio público.

Debido a ello, las autoridades intentan ponerse de acuerdo para poder implementar un programa de salud que provea las condiciones higiénicas e infraestructura adecuada a los negocios informales situados en los alrededores. “La alcaldía ya tiene un plano. Se está esperando el recurso financiero para echarlo a andar”, constató Funes.

 

 

 

 

 

Composición de los residuos sólidos domésticos
 

La composición de la basura generada es 58% materia orgánica y 42% materia inorgánica.

La composición de la fracción inorgánica es; 2% aluminio, 2% vidrio, 11% plástico, 19% papel y 8% otros

 

   
En busca de una solución efectiva
 

El tratamiento moderno del tema incluye varias fases:

  • Recogida selectiva: la utilización de contenedores que recogen separadamente el papel, vidrio, plástico, metal, etc.
  • Recogida general: utiliza la bolsa general de basura donde se deposita toda la basura mezclada. Luego es sometida a un proceso de separación de materiales manual y mecanizado.
  • Plantas de selección. En los vertederos más avanzados antes de depositar la basura ésta pasa por una zona de selección en la que manualmente y con máquinas, se retira el material reciclable.
  • Reciclaje y recuperación de materiales: Lo ideal sería recuperar y reutilizar la mayor parte de los RSU. Con el papel , telas, y cartón se hace nueva pasta de papel, lo que evita talar más árboles. Con el vidrio se puede fabricar nuevas botellas y envases sin necesidad de extraer más materias primas, y sobre todo, con mucho menor gasto de energía.
  • Compostaje: la materia orgánica fermentada forma el “compost” que se puede usar para abonar suelos, alimentar ganado, construir carreteras, obtener combustibles, etc.
  • Vertido: el procedimiento más usual, aunque no el mejor, de disponer de la basura, suele ser depositarla en vertederos o rellenos sanitarios.

 

   
Vínculos relacionados
   
 

Tratamiento de desechos sólidos