Portada Multimedia Edición actual    
 
 
Portada / Noticias

 

 
 

Almacenes comerciales establecen sanciones a deudores

Por: Lavinia Artiga
Periodista

Los almacenes que ofrecen créditos a sus clientes se ven en la necesidad de mantener una serie de mecanismos de cobros para no afectar el desarrollo económico de la empresa.

No mantener al día las deudas pendientes con algunas empresas puede llevar, al cliente, a ser sancionado desde un incremento en los intereses de su pago hasta un sanción grave como una demanda o penalización con cárcel.

"La economía de la empresa encuentra sus cimientos en la preferencia de los clientes por nuestros productos. Pero los que sostienen en realidad el desarrollo de Omnisport son los clientes que están al día en su estado de cuenta, pero para esto resulte de esta forma tenemos todo un sistema de cobros que está pendiente de que se realicen los pagos", aseguró Julio Palencia, gerente de Omnisport.

Foto: Lavinia Artiga

Loco Luis cuenta con todo tipo de artículos de remate para el hogar. La mayoría de ellos son de los embargues realizados por Simán y la Curacao

La condición de este tipo de empresas para otorgarles crédito a sus clientes es que los compradores tienen que pagar en la forma convenida el total del precio que se ha pactado por el producto adquirido, y además, que no mantengan ninguna deuda con la empresa ni cuota pendiente.

Carlos Rivas, del área de cobros de La Curacao, explicó que lo primero que hace el cliente al que se le otorga crédito es firmar un contrato por el artículo que comprará. En el contrato se compromete a pagar mensualmente cada una de las cuotas y cumplir con la totalidad de su pago en el plazo establecido. "En caso de no cumplir con esto se verá sometido a una serie de sanciones por retraso de pago", agregó.

En el momento que el comprador adquiere el producto la empresa comienza a ejercer sus métodos de cobros para asegurarse que los pagos se realizaran según el convenio establecido.

"Empezamos enviándoles los estados de cuenta cada mes, donde dice el saldo pendiente y la fecha en la que se debe realizar el pago. También se detallan el recargo de intereses. Si se retrasa tres pagos, entonces enviamos a uno de nuestros cobradores a visitarlo a su casa y explique al cliente la sanción a la que será sometido en ese caso. Pero si el deudor se retrasa más tomamos otra serie de medidas más serias", dijo Raúl Barton del área de cobros de Almacenes Simán.

Por el retraso de cada cuota se les cobra a los clientes, en el caso de Almacenes Simán y La Curacao, el 5% más de intereses sobre los saldos del capital en mora. Si la demora de pago continua, a pesar de la visita del cobrador la empresa puede optar por el embargo o remate de los artículos. En adición, someten a un juicio al deudor para que cubra la mora pendiente.

Barton señaló que si el cliente no quiere pagar, aun cuando se les ha hecho la visita personal, proceden al embargo y solicitan a sus abogados realizar una demanda por incumplimiento del contrato. Si el deudor no quiere pagar puede llegar a cumplir una sentencia en prisión.

Pero incluso en caso de que esto suceda o si el deudor desaparece, el codeudor o fiador es el que tiene que pagar el saldo pendiente.

En el caso de Simán y La Curacao, por ser propiedad del mismo dueño, cuando realizan un embargo de un artículo lo que hacen es venderlo a empresas pequeñas a un precio menor del original. Una de estas empresas que se encargan de vender artículos rematados es El Loco Luis.

"Nosotros vendemos los artículos que La Curacao, Simán y Tropigas embargan a los clientes morosos y los vendemos a precios más bajos. Todos los artículos son usados, pero están en buen estado", aseguró Mauricio Ramírez, vendedor del Loco Luis.

 

 

 

 

 

Cláusula penal
 

lEl contrato se da por terminado y es exigible el total cumplimiento de la deuda en los siguientes casos:

•  Si el comprador incurre en mora en el pago de una de las cuotas convenidas.

•  Si el artículo descrito que se le vende no fuere cuidado con esmero o lo ocultare, sufriere daño o accidente, o si se destruyere aún por fuerza mayor o caso fortuito.

•  Si el comprador vendiere, enajenare o gravare el artículo objeto de este contrato antes de haber adquirido el dominio y sin el consentimiento de la sociedad (Unión Comercial de El Salvador).

•  Si se trasladase o permitiere que sea trasladado el aparato a otro lugar, ya sea dentro o fuera del país, sin permiso escrito de la Sociedad; o el deudor cambiare de domicilio sin comunicarlo a la Sociedad.

•  Si fuere embargado por terceros por obligación distinta a la que se contrae en el contrato.

• Por el incumplimiento de las obligaciones señaladas en el contrato
   
 
Vínculos
 

La CURACAO

 

Unión Comercial de El Salvador, S.A. de C.V.