Portada Multimedia Edición actual    
Ayuda
 
Portada / Noticias

 

 
 

El Impacto del Anime en el Salvador

Roberto Orellana
Redacción

Breve historia del anime

El término anime se refiere a la animación japonesa especialmente a la animación de dibujos.

Se han preguntado ¿cuántas chicas no les robo el corazón el personaje Terry de la serie de los 80, Candy Candy? Ese joven de cabello largo oscuro, alto, delgado de ojos grandes y expresivos. O ¿cuántos chicos no han deseado tener la habilidad de destrozar una pared de dos metros de un solo golpe como, Goku, de la serie Dragon Ball Z?

Terry, personaje famoso de la serie Candy

En pocas palabras ¿quién puede negar que nunca ha oído hablar o ha visto animación japonesa?

La historia del anime toma parte de la historia alrededor de 1917. Donde la animación no duraba más de 2 minutos y sus temáticas estaban basadas en el Folklore japonés. Luego de más de una década y media (1933) Kenzo Masaoka produjo “Chikara to Onna no Yononaka”, siendo la primera película animada con sonido.

Posteriormente, en el 56 se creó el estudio más grande de Asia, Toei Animation. Sin embargo, a pesar de la gran exportación de este nuevo género a varios países, no lograban todavía ganar la simpatía de la audiencia como lo hacía Disney en esa época.

Pero en años posteriores se crearon nuevas historias del director Hayao Miyazaki con las que incluso llegó a ganar un oscar con su famosa obra “El viaje de Chihiro”(2003) dejando a Walt Disney con las manos vacías.

Películas galardonadas por muchos premios como lo fue Matrix han sido, en gran parte, por la influencia del anime.

Series que han causado gran controversia por tratar una temática que mezclaba la filosofía humana y sus creencias religiosas las llevaron al punto de ser censuradas en varios países como lo fue con la serie “Evangelion”. Todo, debido a que podía atentar contra la religión católica.

Dando de esta forma una de las consagraciones máximas a la animación japonesa.

El Salvador y el Japón se mezclan

El anime que dio los primeros pasos en nuestro país fue a partir de Mazinger Z y Astroboy. Pero luego se disipó esa fiebre hasta retomar fuerza en los 90 donde hizo su explosión con las ya conocidas series como: Caballeros del Zodiaco , Dragon Ball, Ranma 1/2 , Sailor Moon , Pokémon , Digimon, Yugi Oh, entre otras . De las cuales las primeras dos fueron las que alcanzaron mayor auge.

“Yo recuerdo que cuando tenía 12 años (1996) me iba con una amiga al centro comercial y solo había una televisión encendida. Ahí nos quedamos sentadas y esperamos junto a un grupo de personas de todas las edades a ver los Caballeros del Zodiaco. Una vez daban las 4:30 PM todo mundo se marchaba, y no podía esperar a ver el siguiente capítulo… más si era fin de semana”, cuenta Diana Chavez de 22 años, estudiante de comunicaciones.

El impacto sociocultural que ha tenido en el salvador no solo ha sido el de un nuevo consumo visual. Sino paralelamente ha surgido un gran interés en la cultura japonesa (costumbres, creencias, historia y el lenguaje).

De todos los géneros el más popular en el salvador es el “Shounen” en el cual suele haber grandes peleas y mucha acción mezclados con una dosis de romance. Un ejemplo de ello son las dos series que la mayoría de salvadoreños ya conocen: Los Caballeros del Zodiaco y Dragon Ball Z.

“El animé es un tipo de producción mediática japonesa que ha causado un impacto interesante en audiencias jóvenes sobre todo. Y que se ha convertido en muchos casos en elemento identitario de ciertos grupos”, comenta Amparo Marroquin, master en comunicación de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

Posteriormente, surge un espacio en la radio Astral, Anime Rock, donde se transmite música de series anime. Todo fue partir de la iniciativa de un fan, Mario López, quien se encarga en la actualidad del segmento que se transmite los lunes por la noche y sábados por la mañana.

Al parecer, hubo una gran aceptación de la gente una vez se conoció del programa. Y, por ello, el director de la estación decidió ampliar el horario a dos horas y dos días. Debido a esto y con el apoyo de los “Otakus” salvadoreños el programa se mantiene al aire.

Los Otakus en el salvador

Los otakus son en Japón como personas antisociales o que están demasiado obsesionados con el anime, manga, cantantes, videojuegos, entre otros. La palabra en sí tiene más connotaciones negativas que positivas.

“Otaku en nuestro país, no se toma de la misma manera, ya que se dirige únicamente al anime. Por lo tanto, la gente que es Otaku no debe de dejar sus estudios por pasar en su hobbie” afirma José Ruiz, director del grupo Yumenotsubasa y encargado de las convenciones anime en el país (también conocido como Enishi).

En nuestro país así como en Japón existen las convenciones para los “otakus”, las convenciones anime. La cuales se realizan dos veces anualmente con un previo aviso. Donde se tiene como finalidad reunir a los “animefans” del país para que así puedan conocer gente nueva, comprar anime e intercambiarlo.

En estas conferencias se transmiten películas, se discuten temas relacionados con la animación japonesa, demostración de artes marciales y se hace “Cosplay”. Que suele ser la actividad más esperada de estas reuniones. El cosplay consiste en disfrazarse de algún personaje de un manga (comic), juego de video, anime, película, etc. Y tratar de imitarlos lo más cercano posible.

El anime: ¿crea patrones de conducta?

Existen también las personas que consideran a este tipo animación como perjudicial para los niños y jóvenes. A veces se crean estigmas tales como: tienen un contenido diabólicos e incitan a la violencia. Pero ¿qué tanto influye en el comportamiento de quien las consume?

Según Oscar Molina, caricaturista del Diaro de Occidente, para la gente que consume anime, en algunas ocasiones, sí crea patrones de conducta. Pero no siempre de forma negativa, más bien, puede cultivar valores como la amistad o levantarte de alguna depresión.

Sin embargo, debido a los distintos gustos, no siempre las personas van tener este mismo interés o reacción frente a estos dibujos. También están aquellos que tienen otro tipo de mentalidad y prefieren otro tipo de generó como lo es el “Hentai” (anime pornográfico).

Amparo Marroquin aporta otra opinión. Ella considera que los jóvenes salvadoreños no tienen un parecido con los “Otakus” japoneses y sus comportamientos. “ He observado que entre mis alumnos suelen ser los que son buenos estudiantes, (que tienen una postura más crítica ante el discurso hegemónico de consumo) quienes ven más animé, pero luego encuentro variantes... y ahí tenés gente muy tímida, muy introvertida, como gente muy sociable”.

La adquisición

Sin embargo, en nuestro país, la única forma de poder acceder a este material son pocas. En el caso de las series anime el mejor instrumento es el Internet. Que se logra a través de programas P2P, es decir, un red de clientes y servidores no fijos. Donde a veces pueden tardar hasta una semana en descargar una serie completa de 26 episodios que miden alrededor de 4.50 gigas.

Tampoco existen muchas tiendas donde se pueda comprar material original. Por lo que en la actualidad solo existen dos establecimientos que son: Fenix Store y MafreComics.

Otro aspecto significativo es la piratería que ha empezado a afectar a la comunidad “Otaku” del Salvador. Pese a todas estas dificultades que se van dando, no deja de ser un obstáculo para que día a día existan niños, jóvenes y adultos que se interesan más por el anime.

Solo es cuestión de tiempo para que más personas se dejen seducir por esos personajes de cuerpos finos, habilidades especiales, ojos enormes y expresivos que hablan un dialecto que algunos ya entiende y aplican en su quehacer diario.

 

 

 

 

 

Géneros del Anime y Manga:

Shonen: para chicos

Shojo: para chicas

Seinen: para hombres

Josei: para mujeres

Magical girl: chica bruja o poderes mágicos

Mechas: robots gigantes

Shônen-ai : romance homosexual/hombres

Shôjo-ai : romance homosexual/ mujeres

Hentai: pornográfico

Futanari: hermafroditas

Loli-con: niñas

Shota-con: niños

Yaoi : homosexual – hombres

Yuri : homosexual – mujeres

Ecchi : erótico