Portada Multimedia Archivo    
Ayuda
 
Portada / Opinión

 

 
 

Regina Cañas: Más que una artista

Carla Hernández
Redacción

E l día ha llegado. En aquel estudio pequeño del Canal 2, adornado con flores, casitas simuladas y globos de colores, los niños del Centro Escolar Miguel Pinto del departamento de San Salvador, esperaban con ansias la entrada de una mujer que con maquillaje y mucha vibra, los haría pasar un momento agradable. Su nombre es Regina Cañas, mejor conocida por los niños como: “La Tía Bubu”.

Foto: Carla Hernández

La Tía Bubu en un momento de descaso de la grabación de su programa.

Llegó la hora. “!Hola, amigos del Miguel Pinto!”, fueron sus primeras palabras para dar inicio a su programa. Aquella mujer se mostró activa, decidida y muy emprendedora a la hora de grabar su show, “El show de la Tía Bubu”.

Se le notaba el deseo de compartir con los niños y la experiencia que, desde hace muchos años le caracteriza.

Regina lleva veinte años en el medio televisivo. Un día, en 1986, le propusieron ser co-animadora de un espacio infantil de origen chileno. De ahí, su salto al medio artístico. La que sería su vida.

No podía continuar la conversación sin preguntarle el “¿Por qué Tía Bubu”?. Todo surge de un apodo que tenía en su colegio, la llamaban “Bubu”, y el “Tía” viene porque en Chile, a las profesoras se les dice “tía” y no miss, como en El Salvador.

Sin embargo, pensando siempre en los niños se autodenominó: ” La Tía Bubu” . Desde entonces, a partir de 1986, existe este personaje que es un atractivo para los niños. “Los niños” – Regina hace un gesto de alegría y lleva su mano derecha al pecho y exclama – “me encanta trabajar con los niños, me encanta mi trabajo, les doy buenos consejos”.

Cada programa que hace, siempre encuentra la oportunidad para hablar de temas como la ecología, para que los niños estén siempre abiertos al cambio y vayan creciendo con nuevas ideas.

A pesar de tener dos personalidades muy diferentes, Regina Cañas se describe como una mujer impulsiva, decidida, un poco loca, alegre y por supuesto, amante de los niños. De igual manera, describe a Bubu como un personaje ejemplar, el de una jovencita bastante madura, preocupada por la sociedad, su planeta, pero al mismo tiempo, feliz de compartir con los niños.

Algo que le fascina mucho a la Tía Bubu, a parte de entretener a los niños, es la convivencia con ellos. Su personaje es muy definido. Para la Tía Bubu, no es problema asistir a un evento de beneficencia como la TELETÓN, pues a pesar de que no le pagan, sabe muy bien que los fondos que se recojan serán para una noble causa. La TELETÓN es uno de los eventos que disfruta mucho por su magnitud y el enorme público infantil a quien ella anima. Lo disfruta de principio a fin.

Su tiempo libre

A pesar de tener ese carisma hacia los niños, La Tía Bubu no olvida la mujer que esconde detrás de cámaras.

Cuando Tía Bubu no esta grabando, Regina Cañas aprovecha para compartir con sus hijos, los lleva al colegio, les ayuda con sus tareas. Aunque no les da cantidad de tiempo, asegura que sí les da calidad.

A pesar del esfuerzo que Regina hace al alejarse de sus hijos para estar con “otros niños”, a sus retoños sólo les ha afectado esta separación cuando están pequeñitos “el hecho de que otros niños me abracen les da celos naturales, ven cómo se meten y me dan un abrazo para decirme mami”.

Una vez más, Regina Cañas demuestra que ha crecido como persona, madre y pareja, pero su espíritu disfrazado de payasita sigue siendo el de una niña.