Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Investigaciones para el desarrollo económico del país

26/04/2017
Vota
  • 4.7 estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
12 Votos

En el marco del Proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico, promovido por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés), el 7 de abril se firmaron dos convenios que le permitirán a la UCA ejecutar sendas investigaciones orientadas a fortalecer a la industria del plástico, uno de los sectores que genera más exportaciones en el país.

La primera investigación está relacionada con la elaboración de empaques de atmósfera modificada, y estará a cargo del Departamento de Ingeniería de Procesos y Ciencias Ambientales. María Dolores Rovira, jefa del Departamento, explica que al realizar el diagnóstico del estudio se identificó, entre otros retos y obstáculos, la falta de laboratorios capaces de responder a las necesidades de la industria nacional del plástico.

“En El Salvador no existe un laboratorio de análisis de polímeros [macromoléculas, generalmente orgánicas]. Algunas empresas tienen laboratorios para propiedades físicas de los plásticos, pero no para las químicas”, asegura Rovira. Asimismo, se identificó una necesidad prioritaria de este sector: fabricar empaques que mantengan frescos los alimentos, sin aditivos. En esa línea, la UCA propone crear empaques de atmósfera modificada para alimentos y productos salvadoreños (este tipo de empaques ya se utiliza en Europa y Estados Unidos, pero poseen características propias de las zonas).

De acuerdo a Rovira, la tecnología de este tipo de empaques “juega con la respiración de los alimentos”. Una vez que se corta una fruta o vegetal, se inicia un proceso de descomposición. Al envasarlo, como el alimento sigue “respirando”, consume oxígeno y libera gases como CO2. Con un empaque tradicional, la atmósfera en la que está el producto se va modificando y provoca que la degradación se acelere. Con los empaques de atmósfera modificada, se busca igualar la respiración del alimento con el flujo de gases de la atmósfera, incrementando su vida útil.

Para elaborar empaques de este tipo, que respondan a las necesidades de los productos nacionales y que permita exportarlos y que lleguen en buenas condiciones a sus destinos, en una primera etapa del estudio, se analizarán las tasas de respiración de diez alimentos salvadoreños. Esta fase es importante porque, de acuerdo a Rovira, si bien hay mucha información sobre las tasas de respiración de alimentos que se consumen en otros países, no hay nada sobre los productos salvadoreños.

Además, se montarán un laboratorio para el análisis de polímeros y una cámara de humedad y temperatura controladas, la cual permitirá estudiar la vida en anaquel de un producto en diferentes condiciones (temperatura, humedad, etc.) y poder predecir su vida útil. El empaque de atmósfera modificada aún no se elabora en ningún país de Centroamérica. Si con la investigación se consigue fabricarlo, El Salvador sería pionero en la región. Actualmente se trabaja en la selección de los diez alimentos con los que se hará el estudio.

La segunda investigación se centrará en el estudio del proceso de inyección de plásticos, con énfasis en la fabricación y reparación de moldes a través de tecnologías asistidas por computadoras (diseño, manufactura e ingeniería). Esta investigación se realizará de manera conjunta con la Universidad Don Bosco y el ITCA-Fepade.

El objetivo de este estudio es proveer y fortalecer las herramientas computarizadas en esta materia, que ayuden a la industria a ir más allá del trabajo empírico. Se espera adquirir la capacidad de crear y diseñar moldes, e incidir en las variables de operación de los procesos de inyección de plásticos. Con ello se optimizaría la fabricación y se reducirían los costos, ya que muchos de los moldes que se utilizan en el país vienen del extranjero y son muy caras.

Durante la investigación, la Universidad Don Bosco se encargará del escaneo y la elaboración de prototipos; el ITCA-Fepade, del mecanizado de las piezas; y la UCA, del estudio de materiales, reparación, metalurgia y simulación.

En el acto de la firma de los convenios, el P. Andreu Oliva, rector, aseguró que a través de este tipo de proyectos no solo se busca potenciar la capacidad investigativa de la Universidad, sino “hacer un aporte importante al país”. Por su parte, Reina de Alvarado, directora del Proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico de Usaid, destacó que el objetivo principal de todo este esfuerzo es contribuir con el crecimiento económico del país, compartiendo conocimiento.


  •   Compartir


© Todos los derechos reservados.



Representantes de la Usaid y la UCA

Representantes de la Usaid y la UCA involucrados en el Proyecto (Foto: Dirección de Comunicaciones, 04/04/2017).







Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (9 + 6) ?: