Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Reivindicación de la razón y la palabra

Carlos Ayala Ramírez, director de Radio YSUCA
15/05/2012
Vota
3 Votos

Este 9 de mayo se cumplieron dos años de la muerte del querido humanista y escritor Francisco Andrés Escobar. Todos los que lo conocimos como maestro y amigo coincidimos en su don de gente, su inteligencia creativa, su estilo cordial, ameno y perspicaz para contar historias. En pocas palabras, era un intelectual en el sentido propio del término, esto es, dedicado preferentemente a la cultura con sus saberes, sentires y haceres; preocupado de la totalidad más que del fragmento, de la síntesis más que del análisis, de los porqués más que de los cómo. Desde esa perspectiva, habló de la urgencia de reivindicar la razón y la palabra en la vida económica, política, intelectual, religiosa y cultural. En tal sentido, planteó un conjunto de necesidades ineludibles si se tiene la voluntad de encarnar en la realidad el bien, la verdad, la libertad y la justicia.

En primer lugar, señaló que la sociedad civil necesita, con toda evidencia, de un sector que lidere y potencie la gestión económica en beneficio del bien común; pero lo que no necesita ni quiere es una élite poderosa que expolie los esfuerzos productivos del cuerpo social. En segundo lugar, subrayó que la sociedad civil necesita de una clase política que pueda encargarse de conducir la cosa pública en aras de la plenitud y del beneficio colectivo; lo que no necesita ni quiere es una élite de ocasión que, con la demagogia por método, esquilme los recursos de todos. En tercer lugar, recordó la necesidad de una élite intelectual que le indique a la sociedad su utopía, le perfile su discurso, le proponga valores, le señale sus errores y le perpetúe su identidad cultural; lo que no necesita ni quiere es un grupúsculo de noctámbulos vociferantes y narcicistas que, lejos de trabajar por el cultivo de lo social con los medios específicos que pertenecen al trabajo creador, se ocupe preferentemente de labrar su propia estatua.

Hablando del duro y largo trabajo de construir la historia, planteó la necesidad de que haya líderes religiosos que acompañen —espiritualmente— este proceso; pero lo que la sociedad no necesita ni quiere es la presencia de actitudes sectarias que pretenden exclusivizar la posesión de la verdad. Finalmente, hace referencia a que la sociedad civil, como constructora de cultura nacional, necesita de unos medios y unos modos para satisfacer, con racionalidad e igualdad de oportunidades, las diversas necesidades que plantea la vida material; y advierte que lo que no necesita, y debe aprender a no querer, es la absolutización, la idolatrización y la exclusivización de las condiciones materiales de la vida, en desmedro de todas aquellas alternativas intelectuales, morales y espirituales que constituyen el cimero panorama de la vida.

Francisco Andrés también habló de figuras ejemplares que interpelan e inspiran desde la razón y la palabra. Al recibir, por parte del Gobierno salvadoreño, el Premio Nacional de Cultura 1995, dijo que “El Salvador, con su historia tremenda y dolorosa, tiene en don Alberto Masferrer, en monseñor Romero y en el presbítero y doctor Ignacio Ellacuría, a sus tres santos históricos y moralistas sociales que, sin altares ni catecismos (…) viven desde su muerte, hablan desde su silencio, iluminan desde su sombra, recuerdan desde su olvido, por lo que una vez hicieron y dijeron (…) para ordenar esta tierra tan dejada de la mano del orden, la palabra y la racionalidad”.

¿Qué rasgos destacó el maestro Escobar de cada uno de ellos? De Masferrer dijo que es el mártir moral, porque no murió el día de su muerte pobre, sino cuando el candidato presidencial de su tiempo (Arturo Araujo), después de haber sido confirmado en el poder (1930), viró en sus propósitos, traicionando las esperanzas populares y haciendo a un lado la plataforma social concebida y predicada por Masferrer. A monseñor Romero lo entiende como el mártir de sangre, porque su sentencia de muerte le advino por su encontronazo directo contra todo poder, en la elección radical a favor de quienes poco o nada tienen. El arzobispo mártir, al igual que Masferrer, prestó voz a los de abajo para que la oyeran los de arriba, puso palabras a las apretadas lágrimas, pero se encontró con la desolación, el rechazo, la tergiversación y la inmolación martirial. A Ignacio Ellacuría lo define también como un mártir de sangre, por hacer del país un lugar de esperanza, cultivando verdad frente a la mentira, libertad frente al cautiverio, justicia frente a la injusticia. Su aniquilamiento —lamentaba el maestro Escobar— privó al país y al mundo de uno de los pensamientos más lúcidos y de una de las voces más valientes de la última mitad del siglo. Masferrer, Romero y Ellacuría —observaba Escobar— perdieron la batalla del momento; pero la guerra en favor de una sociedad más libre por justa, y más justa por racional, la definieron a su favor como una victoria del espíritu.

En suma, el maestro Francisco Andrés Escobar propuso un camino para reivindicar la razón y la palabra en los principales ámbitos de la vida personal y social. Recorrer ese camino implica promover una economía justa (que satisfaga las necesidades fundamentales de las mayorías); un ejercicio ético de la política (entendida como instrumento de inclusión y participación ciudadana); un liderazgo religioso que sea fuente de comportamientos éticos y de caminos espirituales (no propiciadores de infantilismo y subordinación); el desarrollo de las cualidades del espíritu humano (riesgo, paciencia y entrega), legadas por los santos históricos y moralistas sociales; y una intelectualidad que unifique conocimientos y honradez, buen corazón y sensibilidad (para la cual se requiere no solo excelencia académica, sino capacidad para dejarse afectar por la realidad). A este tipo de intelectualidad se dedicó Francisco Andrés por vocación y con gran pasión.


  •   Compartir



© Todos los derechos reservados.


Comentarios

Luis Eduardo Lopez
18/05/2012 02:10:01 PM




Una síntesis muy completa sobre el pensamiento de Francisco Escobar. Puntos de vista, trasfondo, pensamientos y criticas que el sobre la realidad están evidenciadas en el texto. Un poco extenso y difícil de digerir en su lectura pero muy informativo y profundo calificarlo yo el texto.



Alexandra Vaquerano
17/05/2012 09:32:58 AM




Francisco Escobar muere y deja sus ideales sociales en manos de todos aquellos con los que compartió un poco de saber. La tarea que encomendó es alcanzar una mejor vida llevando a la par el desarrollo humano y el crecimiento económico, no es cuestión de utopía, más bien de voluntad por colaborar con nuestro medio en conjunto con el prójimo. La invitación es a no perder el tiempo, a no dejar la intención en el pensamiento y a actuar, pues nunca es tarde para ser mejores personas. Recordar a "Paquito" no es nada si no comenzamos transformando el interior.



Diego Alejandro
17/05/2012 08:58:10 AM




Francisco Andrés Escobar gran humanista, un ser pensante, capaz de mover sus sueños para llevárselos a los desprovistos que no tienen potencial de poder criticar y reflexionar sobre cambios que deben de haber dentro de la sociedad. Recordados también hombres de gran valor, sentimentalistas como lo fueron Ignacio Ellacuria y Monseñor Romero que creían en el bien común para todos, sin diferencias, creando una sociedad justa e igualitaria. Idealistas hasta el día de su muerte, profundamente indignados con las incongruencias presentadas dentro de un sistema injusto que se mueve bajo intereses oscuros. Tienen que ser recordados siempre, llevados en nuestra memoria y aplicar sus valores morales a todo el ser que este sufriendo.



Alicia Mendoza
17/05/2012 08:41:36 AM




Don Paquito, quien seguía los ideales de Masferrer, Romero y Ellacuría, fue sin duda una persona ejemplar, con ética y moral. Y lo reflejó tanto en sus actos como en sus escritos. Nos dejó parte de su vida y deberíamos así como él, más que escribir, practicarlos.



Claudia Hernández
17/05/2012 08:38:34 AM




Personas como Don Paquito, son las que El Salvador necesita. Todos, incluyendo el gobierno, necesitamos poner en práctica las necesidades del pueblo salvadoreño, pues podemos hacer de él un país mejor. Para llevar a cabo estas necesidades, debemos hacer un cambio, primeramente, en nosotros mismos para después hacerlo en general, es por eso que Don Paquito era una persona sabia, pues trataba de hacer bien las cosas para hacer de nuestro país un lugar diferente



Melida Romero
17/05/2012 08:35:53 AM




Francisco Andres Escobar, demostro a las personas que se puede cambiar la sociedad, que es posible organizarse libremente y poder defender pasivamente los derechos de quienes los meresen. Tambien, que es mejor ayudar a quien lo nesecite sin lucrarse de lo que se le es asignado.



carolina
17/05/2012 08:33:02 AM




Una gran persona que dejo un legado en nuestro país y se intereso tambien por mostrar lo bueno que dejo Monseñor romero.



Nelson Maldonado
17/05/2012 08:32:48 AM




Un articulo que nos muestra como se puede aprender mucho de un hombre ejemplar, y que nos ha dejado grandes enseñazas, y que nos dice y recomienda que es necesario cambiar nuestra sociedad



Che25
17/05/2012 08:31:28 AM




es una persona que es de mucha admiracion por como deseaba encarar la realidad. no solo fue un profesor de materia en la UCA, sino que fue un profesor de enseñanza de la vida que con las palabras VERDA, LIBERTAD y JUSTICIA se definia su filosofia de vida y su filosofia laboral. GRANDE DON PAQUITO!!!!



Andrea Magaña
17/05/2012 08:31:12 AM




Personajes como ellos hacen falta ahora mas que nada pero siempre están vivos en nuestros corazones por que se les recuerda por todo lo bueno que hicieron



Andrés Dimas
17/05/2012 08:31:05 AM




El legado de Don Paquito es muy importante, nos exhorta a que la sociedad trabaje por el bien común y no responda a intereses personales de unos pocos. Así mismo la importancia de la construccion de una identidad y cultura como sociedad civil salvadoreña, rescatando personas que nos ayuden a construirla.



Karla Zavala
17/05/2012 08:29:05 AM




Personas como don Paquito es lo que nuestro país necesita que piense en los démas y que no solo velen por sus interéses. Don Paquito un gran personaje su recuerdo siempre vivirá en la mente de quiénes tubierón el honor de conocerlo...



Karla Zavala
17/05/2012 08:28:39 AM




Personas como don Paquito es lo que nuestro país necesita que piense en los démas y que no solo velen por sus interéses. Don Paquito un gran personaje su recuerdo siempre vivirá en la mente de quiénes tubierón el honor de conocerlo...



Karla Zavala
17/05/2012 08:26:42 AM




Personas como don Paquito es lo que necesitamos en este país, que piensen en los demás y que no solo velen por sus intereses. Don Paquito un gran personaje su recuerdo siempre vivirá en la mentes de quienes lo conocieron...



Fátima Figueroa
17/05/2012 08:26:02 AM




Un hombre sabio y ejemplar fue y seguirá siendo nuestro querido Don paquito. El interés y el amor que le tenia a su país es de admirar, dejo entre nosotros un gran legado, sobre todo nos motiva ha seguir luchando por medio de la razón y la acción social para lograr un mejor futuro en nuestro querido el Salvador.



Milena Esquivel
17/05/2012 08:25:07 AM




Don Paquito es una gran persona, un gran intelectual que marco a la universidad con sus conocimientos. Compartio su genio con los alumnos que lo recuerdan por su gran legado. 9



Elmer Vides
17/05/2012 08:23:24 AM




Como todo un pensante dejando su legado, Francisco Escobar fue un grande entre los Salvadoreños dandonos muchas perspectivas de que cada ámbito, de cada tema. Un sabio total.



Enrique Bodewig
17/05/2012 08:22:01 AM




Francisco Andrés Escobar nos recuerda que es necesario cambiar la sociedad y la realidad en la que vivimos; hay que dejar de una vez nuestros egoismos y pensar en el bien para todos; hay que recordar que lo que cada uno hace afecta a los demas, y si cada uno se propone ayudar al prójimo, la realidad puede ser muy diferente.



Cecilia Vásquez
17/05/2012 08:22:00 AM




Francisco Escobar tiene una visión positiva sobre los personajes que han marcado la historia de El Salvador. Definitivamente Masferrer, Ignacio Ellacuría y Monseñor Romeron han dejando un huella en nuestro país, una marca que ha tenido resultados positivos. Todos estos personajes hicieron cambios beneficiosos para la población salvadoreña.



margarita mena
17/05/2012 08:21:16 AM




Las enseñanzas de los grandes líderes espirituales y humanos son muy motivadoras en el sentido de pensar por la realidad del país y así con sus palabras poder transformar poco a poco las injusticias a justicias para poder tener un país menos violento y más pasivo para que todos podamos vivir en mejores condiciones humanas.



Justin Mena
17/05/2012 08:19:49 AM




Desde el fondo de mi corazón, cabe decir, que me hubiese gustado conocer a este gran personaje, quien dejo plasmada una huella en el alma de muchos de los que tuvieron el privilegio de conocerlo. Don paquito no solo es del tipo de profesores que dan clases sobre una materia, sino también enseñaba sobre la vida; quien no solo se preocupaba por uno solo sino por todos a quienes tenían contacto con él.



Andrés Dimas
17/05/2012 08:34:56 AM




El legado de don Paquito fue muy importante, como nos exhorta a construir una sociedad entorno al bien común y no a los intereses personales de unos pocos.Tambien la importancia de construir la historia, identificandonos culturalmente como sociedad civil salvadoreña, rescatando personas valuartes para construirla de una mejor manera.



Eduardo Huezo
17/05/2012 08:18:08 AM




Personas como Franciso Andrés Escobar, grandes pensadores, son los que el pueblo salvadoreño necesita escuchar, mas las cosas que él proponía solo quedan, muchas veces, en el olvido. ¡Qué sería de nuestro país si todos trataran de formar una sociedad mejor¡



karla Marquez
17/05/2012 08:13:12 AM




Al igual que usted comparto su idea del recordar a Don Paquito como le decimos cariñozamente. Es bueno recordar a las personas especiales como él. Le felicito Carlos por su redacción.



Melissa Pacheco
17/05/2012 08:13:06 AM




Es muy triste que don Paquito ya no se encuentre entre nosotros, ya que él era, es y será un gran ser humano ejemplo para todos, especialmente para nosotros que somos la generación que muy pronto llevara las riendas del país. Es urgente que exista gente que en realidad piense de una forma beneficiosa para todos no solo para un grupo determinado.



Michelle A. Morales Arrazola
17/05/2012 08:09:35 AM




Bonito artículo, una buena visión de lo que Francisco Escobar pensaba. Nos pone a analizar y a dar un buen sentido crítico de la realidad y otra forma de plantearla.



luz
17/05/2012 08:08:23 AM




Francisco no habla con sabiduia , nos habla como un ciudadno que sabe lo que nosotros queremos , lo que hemos sufrido a lo largo de la historia ,como queremos salir de nuestra situacion , no tiene mucho sentido tener lideres que tengan mucho poder si no estan dispuestos a sagrificar un poco por nosotros .



Karen Castillo
17/05/2012 08:06:10 AM




En verdad un gran salvadoreño que dejó su legado aunque no lo conocie en persona por su trayectoria de vida le concidero un gran ser humano que le dio y dejo tanto a este país y que como profesional observó la necesidad de ayudar a los salvadoreños más indefensos a ver y conocer la realidad mediante la palabra y la razón que deberia ser hoy día una responsabilidad social de todo profesional....Un grande don Paquito aun en el recuerdo...se le estima...



Maggy Iglesias
17/05/2012 08:04:54 AM




Sin duda alguna, "don paquito", fue una leyenda en la uca. Su intéres por ayudar a los jóvenes y enseñarles, a cambiar su perspectiva, costumbres, fué lo que llevo a recodar su frase más famosa, "lo contario de lo bonito , no es lo feo si no , lo falso"



Jonathan Flores
17/05/2012 07:59:53 AM




Es muy importante recordar a personas importantes y más un personaje tan querido e importante comolo lo es don Paquito como se le llamaba cariñosamente



Guillermo Aguirre
15/05/2012 04:44:05 PM




Gracias por recordarnos a Paquito...el día de su aniversario me detuve un momento frente al edificio de comunicaciones que lleva su nombre y le volví a agradecer en silencio por sus enseñanzas y su amistad y sobre todo por haberme motivado a seguir por los caminos del Arte y la Academia...Grande Paco!




Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (5 + 6) ?: