Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Cambio de color y poco más

Rodolfo Cardenal, director del Centro Monseñor Romero
08/03/2018
Vota
  • 4.5 estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
38 Votos
8

El cambio se ha producido. El rojo retrocede y el tricolor avanza. El FMLN ha sufrido una enorme derrota electoral. Algo anda muy mal en la conducción y en el gobierno de este partido para sufrir semejante humillación en las urnas. En realidad, la derrota se la ha infligido la ciudadanía más que Arena mismo. En efecto, el FMLN ha perdido alrededor de la mitad del voto que obtuvo en 2015. En otros lados, después de una debacle de esa envergadura, la dirección del partido presenta su renuncia inmediatamente. Sin ir más lejos, el mismo día hubo elecciones en Italia y el partido de gobierno también salió derrotado. La renuncia de su dirigencia no se hizo esperar. Eso no sucederá en el FMLN. Los resultados electorales no son suficientemente contundentes para la dirigencia actual, que prefiere “reflexionar”. El aura de la lucha popular se ha difuminado sin entregar los resultados esperados. Después de casi una década de gobierno, una porción importante de la ciudadanía ya no encuentra razones para votar por el FMLN. Ni siquiera a nivel local.

Ahora bien, Arena no ha hecho nada extraordinario para merecer un triunfo tan aplastante, excepto entorpecer la gestión del FMLN y así contribuir a su descalabro. La actuación política de Arena ha sido eminentemente negativa y el FMLN ha caído en la trampa, demostrando así falta de iniciativa, de imaginación y de voluntad política. La única responsable de la debacle es la dirección del partido. Más aún, los datos muestran que la victoria de Arena no es tan abrumadora como aparenta, pues no ha recibido más votos que en 2015. Incluso es probable que haya recibido un poco menos. Así, pues, no es Arena la que sube en las preferencias, sino que el FMLN se derrumba estrepitosamente y así crea un sector muy descontento, que podría decantarse por una tercera alternativa.

Arena tampoco ha cambiado. Algunos de los diputados y alcaldes reelegidos han sido acusados de enriquecimiento ilícito, de comprar votos a las pandillas y de adjudicar fondos municipales sin respaldo contable. El partido todavía no ha explicado el destino de los diez millones de dólares de Taiwán. Los acusados reelegidos desconocen las acusaciones, la débil institucionalidad no ha podido impedir su reelección y el partido los tolera. Prefiere “pasar la página” y olvidar estos “deslices”. Mucho más ahora, en la euforia del triunfo.

Arena dice recibir la victoria con humildad, una virtud desconocida en un partido que se ha caracterizado desde su fundación por la arrogancia y la prepotencia. Una cosa debiera tener claro. Si los cambios anunciados por los cuatro rincones del país como radicales, como nuevo comienzo, como nueva forma de hacer política, etc., no se traducen en una mejora palpable del nivel de vida de la mayoría empobrecida, más pronto que tarde sufrirá un revés notable, cuando las urnas vuelvan a estar a disposición de la ciudadanía. Sobre todo si existe una tercera alternativa.

En la euforia del triunfo, Arena ha reafirmado que ha llegado el momento de cambiar el rumbo del país. Pero es dudoso que ese cambio de dirección favorezca directamente a los intereses populares, aunque nunca es tarde para convertirse a la pobrería salvadoreña. La prioridad pertenece a los intereses de los grandes capitalistas que patrocinan el partido. El resto debe conformarse con lo que sobre. En este sentido, la dirección del FMLN carga sobre sus hombros la enorme responsabilidad de haber entregado el poder legislativo y municipal al capitalismo neoliberal.

El Salvador cambiará realmente de rumbo si, antes de que termine el año, la mayoría legislativa de Arena eleva el impuesto directo sobre las rentas más altas, restablece el impuesto sobre el patrimonio, introduce el impuesto predial y el impuesto diferenciado al valor agregado (la canasta básica y los medicamentos pagan el mínimo) y enfoca las exoneraciones en la actividades que dinamizan el empleo y el mercado interno. Entonces, el cambio será drástico y comenzará a haber recursos para educación y salud, y mejorará el nivel de vida de la mayoría de la población.

El FMLN queda reducido a la irrelevancia legislativa. El único recurso del que dispondrá es el veto presidencial, un instrumento muy socorrido por Arena en otro tiempo también adverso. Pero a diferencia de entonces, ahora será más fácil superarlo. Si hubiera fortalecido la institucionalidad, ahora dispondría de herramientas eficaces para controlar el poder de los nuevos legisladores. En vez de ello, se resistió y se resiste a la independencia de poderes, la rendición de cuentas (incluidos los militares) y la transparencia financiera. Probablemente, nunca se le ocurrió que podría pasar a la oposición tan pronto. Arena tampoco está libre de esa tentación. Como ninguno trabaja para mejorar la institucionalidad democrática (de la cual se confiesan fervorosos creyentes en tiempos electorales), sino para ejercer el poder de la manera más absoluta posible y así proteger el fraude y la corrupción, el control es un estorbo intolerable. Sin embargo, es una herramienta eficaz si se utiliza de manera inteligente.


  •   Compartir



© Todos los derechos reservados.


Comentarios

Miguel Martínez.
18/03/2018 01:22:42 PM




La alegría de este "triunfo" será efímera. Ya la población dijo en todas las encuestas que no quiere que arena ni el frente vuelvan a gobernar. Se ha eliminado a la primera parte del problema, el Fmln. Por lo visto el próximo año le tocará a la segunda parte para que se cumpla por completo el deseo de la población. Los ejemplos sobran: el alcalde SS ganó con menos votos de los que sacó el candidato derrotado en 2,015. Otro, sacaron 60,000 votos menos de los que obtuvieron en la elección anterior. El número de votos nulos y las abstenciones serían capaces de cambiar la actual correlación en un momento determinado para las presidenciales. Si Arena elige al candidato fabricado por los medios escritos, las mismas bases areneras reflexionarían su voto, dada la incapacidad del empresario de supermercados. Entiendo que también la presión mediática de los grupos de fachada de arena, bien pudieron ser motivo de la derrota del Fmln.



El zorro
13/03/2018 11:20:03 AM




1
Bueno, esta claro que los guesos duros de Arena son mas que los del Frente, creo que este grupo de Arena, aunque el candidato fuera el diablo, y apareciera pintado de color rojo y con cachos, siempre votarian por el.



Jaime Moran
12/03/2018 06:27:03 PM



1

3
Como Salvadoreño residente en Estados Unidos veo con mucho agrado el camino alterno que nos presenta Bukele para el 2019. Ya el Fmln demostró su incompetencia y de arena y su banda de oligarcas no creo que Juan pueblo obtenga nada bueno. Tenemos que buscar algo nuevo ya que no hay mucho que perder. Ojalá Bukele sea el camino correcto y espero que de salir electo no nos salga como el loco racista que tenemos de presidente aquí en los Estados Unidos.



Ocupado77
12/03/2018 05:00:07 PM



4

3
Este análisis es acertado. Puedo relatar que hace pocos días escuché, sin proponérmelo, los estridentes sonidos de un mitin de la 'victoria' celebrado en Antiguo Cuscatlán, Los que arengaban a la gente sonaban como típicos esbirros, matones prepotentes, mofándose de 'los rojos', resaltando la realeza y magnificencia de ARENA. Mi conclusión es obvia: nada se ha ganado con el triunfo del tricolor. Se dedicarán a proteger a los ricos. Serán los sobalevas de Trump, como buenos malinchistas. Y condenarán al pobre a seguir siendo parte del floklore que atrae a los turistas. Preparémonos para una derogación de la ley contra la minería; para la legalización de los transgénicos; para más impuestos sobre la clase media y una infame e inútil ultra-mano dura que barrerá inocentes también. Preparémonos para una mayor desforestación y degradación ambiental. ARENA solo defiende los intereses del poder hegemónico.Pero el FMLN también es igual. ¡Qué pena, pobre pulgarcito!



Roberto Suarez
09/03/2018 04:44:00 PM



4

2
Magnífico. Sin embargo, a mi juicio, y partiendo de un escepticismo total o casi total respecto al comportamiento fundamental del partido Arena, y sobre todo de quienes mueven los verdaderos hilos del partido, lo que sucederá será una fuerte dosis de mediades populistas que hagan controlable y convencible la voluntad del pueblo lectoral para las próximas elecciones del 2019, una vez doimada la bestia popular, entonces el paso a seguir, una vez en el poder ejecutivo, será maximizar las medidades neoliberales y terminar blindando los cambios hasta imposiblitar a otros gobiernos realizar cambios sustanciales para el futuro. Eso es lo que pienso, siento un abogado del diablo, como se dice popularmente.



Laura
09/03/2018 04:34:05 PM



4

4
Como población necesitamos crecer y madurar en una sociedad que trabaje para mejorar la institucionalidad democrática en todo los niveles, empezando por lo cotidiano y doméstico. NO debemos esperar que una tercera fuerza "mesiánica" nos venga a sacar de la crisis. Esperar algo así sería más de lo mismo.



MARIPOSA ENCANTADA
09/03/2018 10:21:20 AM



13

5
La tercera fuerza alternativa nacerá y muy pronto, Arena recibe esto hoy, pero pronto en las presidenciales ni Arena ni el FMLN, serán tomados en cuenta. Si Dios es justo levantará en este país una persona que pueda dar a la población junto a su gabinete, una pequeña luz de esperanza que crecerá, el pueblo tiene el poder.



Franc Medina
08/03/2018 04:44:45 PM



5

1
Interesante e informativo. Poco valor politico se da a los intereses de los hermanos lejanos contribuyendo a sus familias, la economia y las decisiones electorales, Inversiones importantes en el futuro Economico del lejano y sus familiares en ES.




Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (9 + 1) ?: