Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Apoyo cómplice e inmoral

23/07/2018
Vota
  • 4.7 estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
27 Votos

Cuando los muertos los pone la gente que se manifiesta pacíficamente, el culpable por acción u omisión es el Estado. La mayor parte de los trescientos muertos en Nicaragua fueron asesinados con armas de fuego. Los asesinos y los que atacan a los manifestantes son observados por la policía nicaragüense, sin que esta se oponga a la brutalidad desatada para romper manifestaciones o protestas. Los discursos de Daniel Ortega y de la Vicepresidenta, fingiendo un falso cristianismo y acusando de la matanza a supuestos terroristas, quedan desmentidos frontalmente por el ataque constante e impune a manifestantes pacíficos y a los sacerdotes y obispos que tratan de protegerlos. Balazos en la cabeza, el pecho o por la espalda son evidencia de la voluntad de matar. El Estado no persigue a los asesinos y en ocasiones los hospitales públicos no reciben a los heridos de bala tras las manifestaciones. La grave violación de derechos humanos, incluido el derecho a la vida, es evidente en Nicaragua. Y la responsabilidad es gubernamental, de Ortega y Rosario Murillo. Ambos son objeto de críticas y denuncias continuas, incluso de Humberto Ortega, excomandante sandinista, exjefe del Ejército y hermano del mandatario.

Causa asombro, desconcierto e indignación que ante violaciones tan graves de derechos humanos, el presidente de la República de El Salvador y el Secretario General del FMLN continúen defendiendo al régimen represivo de Nicaragua. No bastan los reportes de organizaciones de derechos humanos, no son suficientes para ellos los reclamos de los obispos nicaragüenses y centroamericanos. Para Medardo González en particular, no hay pruebas de que sea el Gobierno nicaragüense el que mata. Frente a otros líderes de alto valor ético, como el expresidente de Uruguay, Pepe Mujica, algunos dirigentes del FMLN han optado por utilizar el mismo discurso de los militares que cometieron crímenes de lesa humanidad durante la guerra civil: “No hay pruebas”, “Todo es un invento de la izquierda internacional”. Solo cambian la palabra “izquierda” por “derecha” y se quedan tranquilos, sin darse cuenta de que caen en la misma bajeza moral que los asesinos del pasado y sus encubridores.

Pepe Mujica, esa persona de un historial izquierdista indiscutible y de una altura ética universalmente reconocida, no ha dudado en decir, refiriéndose a los actuales gobernantes de Nicaragua, que “quienes ayer fueron revolucionarios perdieron el sentido”. Les recuerda que han caído en la autocracia y que “hay momentos en que hay que decir: ‘Me voy’”. La Iglesia latinoamericana, especialmente la centroamericana, experta en humanidad y que ha apoyado tantas luchas justas, le pide a Ortega adelantar elecciones para poder salir airosa y pacíficamente del poder. La OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, todos los que siguen de acerca la situación en Nicaragua desde la preocupación por los derechos humanos atribuyen al Gobierno de Ortega responsabilidad de lo que está pasando. Pero el matrimonio gobernante se empeña en continuar en el poder y en afirmar que no tienen nada que ver con tanta muerte. Y mientras ellos hablan, quienes los apoyan continúan matando. El tándem Ortega-Murillo acusa de terroristas a quienes se manifiestan pacíficamente, acude al fantasma de las pandillas para justificar la muerte de civiles desarmados, se niega a un verdadero diálogo y rechaza cualquier responsabilidad en lo que está pasando, como si ellos y el Estado que presiden no tuvieran la responsabilidad de proteger la vida de la ciudadanía.

Y es precisamente en este contexto que el Secretario General del FMLN se lanza a defender a una presidencia nicaragüense que se ha vuelto ilegítima por el derramamiento de sangre que ha provocado. Los resultados de los últimos comicios en nuestro país no parecen haber hecho mella en este líder partidario. Poner la amistad por encima de la objetividad de los hechos, defender al injusto si es de la propia ideología, tapar al corrupto cuando es correligionario son actitudes que llevan al desprestigio y a la pérdida de apoyo. Los derechos humanos están por encima de los partidos políticos, como también la ética y la sensibilidad humana. Pasar con indiferencia ante la violación de derechos básicos es siempre un error político garrafal, además de implicar complicidad moral con los crímenes. Por esa manera prepotente de despreciar los derechos humanos, entre otras razones y en otras circunstancias, Arena perdió hace diez años las elecciones presidenciales. Mentir no es de buenos políticos. Y mucho menos repetir discursos de apoyo a victimarios. Reconocer la realidad, defender a las víctimas y buscar salidas dialogadas y democráticas a los conflictos es lo único que genera confianza ciudadana. Es esa la actitud de la Iglesia católica y la de cualquier ciudadano con conciencia democrática desarrollada.


  •   Compartir



© Todos los derechos reservados.


Comentarios

gribarian
30/07/2018 03:35:28 PM




Si por cuestiones de apoyo logístico histórico (y no solamente eso) sería presumible 'entender' el 'apoyo' del FMLN al actual gobierno orteguista (que ya no tiene que ver con el Sandinismo) es también muy sano, el aceptar la opinones y críticas (por qué no?) de sectores mismos dentro de la 'izquierda' Véase: http://vientosur.info/spip.php?article13976 Es reconfortante que se observe el posible inicio de una discusión sana,



Oscar
29/07/2018 12:48:00 PM




No se trata de defender a Ortega, sino de otorgar a los hechos su justa dimensión. Acá les dejo un artículo que difiere del editorial, espero abone para la reflexión: http://www.atrio.org/2018/07/que-esta-pasando-realmente-en-nicaragua/



Aída Guevara.
28/07/2018 05:36:38 PM



1

Voy a caer mal con lo que digo, pero como "en río revuelto, ganancia de pescadores", no podemos tampoco llamar "héroes" a quienes andan disparando morteros, saqueando comercios, matando a personas. No podemos negar que se han asesinado policías y funcionarios de alcaldías en las poblaciones, atacan casas de familias que tenían banderas del Fsln. No son "angelitos" los que andan en las calles. No defiendo a Ortega/Murillo, sino simplemente hago reflexiones que pocos hacen. Por la fuerza no van a sacar al régimen. Se trata de establecer diálogos y negociaciones para lograr la tranquilidad. Contrastadamente, aquí en el país, la gente no sale a las calles, ni que le pongan un sistema injusto de pensiones, le aumenten impuestos como el de la telefonía celular o que la corrupción se mantenga campante o que la vida cada día sea más cara. Tranquilos en casa revisando el celular o viendo la televisión.



dalmar
25/07/2018 11:26:45 PM



1

Las declaraciones de Cerén son vergonzosas y prepotentes porque no pueden defender al régimen Orteguista en nombre de un pueblo que no comparte el sentir del partido.



Luis Alberto Guzmán Guzmán
25/07/2018 11:36:20 AM



3

0
Cinismo!! Así se le llama al discurso de Ortega y a todos los que lo defienden. Que triste que los dirigentes del FMLN no quieren entender que lo importante es servir al pueblo y no servirse del pueblo. Son nuevos millonarios: Ortega y sus secuaces y los de la cúpula del fmln, por eso se defienden con el mismo discurso. Los muertos son del pueblo como lo fueron los muertos por la dictadura y los regímenes totalitarios. Gracias a la iglesia que de nuevo se ha puesto a la par del pueblo. Todos debemos, de alguna manera, manifestar nuestra protesta. Comparto el editorial y los comentarios expresados.



Hector
25/07/2018 06:31:12 AM



3

0
Es interesante el el comentario de Ruth y posiblemente no le falte razón, pero ello no justifica el proceder y el actuar. Entiendo que en el articulo esa es la critica, no defender los indefendible y no justificar lo que en democracia es injustificable



Ruth Cruz
24/07/2018 10:01:59 PM



4

5
Por qué no mencionan el involucramiento de las maras en las protestas. La ayuda que los opositores al gobierno de Nicaragua han pedido a Arena, Los manifestantes también han demostrado una ferocidad espantosa, torturando personas e inclusive matando. Hay que ser imparciales



Jose Otero
24/07/2018 04:44:12 PM



5

0
Toda acumulación de poder termina siendo intolerante con la crítica y rabiosa ante la amenaza de perder tal poder. No nos son ajenas esas circunstancias. Partidos y políticos comprados con dinero para campañas a cambio de información, contratos, o simplemente con la seguridad de que el tablero no se moverá y las piezas mantendrán su lugar. Sistema judicial francamente sesgado y un poder ejecutivo tomado o plenamente plegado a los deseos de una "élite" que no está dispuesta a ceder el control. En esta circunstancia, el FMLN y el gobierno están simplemente pagando la cuota de solidaridad que ideológicamente le deben al sandinismo de los Ortega, sin importar la valoración ética y moral de la misma. Tampoco nos son muy ajenas esa clase de contradicciones. Ni los "intereses" ni el dinero tienen ideología, moral o ética.



Manuel Arce
24/07/2018 04:09:21 PM



4

2
El FMLN se olvisaron de las vcitimas del Mozote, el Sumpul, d Mons Romero de RDalton de los Martires de al UCA, de los pobres del Espino, los q tenian hasta 2yrs sin agua, un manejo ideologico electorero del tema del agua, protegena Funes y ahora hablan de ZEE,,,le van vender su alma al demonio por quedarse en el poder!!!!



Monica
23/07/2018 08:45:38 PM



4

1
Es importante que el pueblo de El Salvador revise bien y analice cuál es discurso del FMLN y su actuar. Se esta realizando la misma política clientelista en las alcaldías e instituciones. La misma politica de beneficio sólo para la gente que le asegura votos y poder al FMLN. Y ahora con su apoyo a la dictadura de Ortega Murillo, ojo indica que manejan el mismo concepto de perpetuarse en el poder a toda costa.



Rafael Castro.
23/07/2018 02:42:10 PM



6

0
Afortunadamente, las actitudes del otrora gobierno "de izquierda" ya no son tomadas en serio ni son seguidas, tal como lo demostraron los votantes en las elecciones pasadas, que enviaron al Fmln al tercer lugar de las preferencias en todas las encuestas. Si este partido apoya las matanzas de Ortega, es porque harían lo mismo, si pudieran realizarlo en nuestro país. La verborrea "revolucionaria" del Fmln/Fsln ya no engaña a nadie, y quienes la siguen sufrirán la misma derrota y rechazo de parte de sus poblaciones. En el ambiente político, muchas de sus propuestas se acercan a las que Arena, en alguna medida, han querido desarrollar. El fracaso es tal, que de ser un partido mayoritario, cada vez se hunden más en las preferencias de la población. Ahora, con el apoyo irrestricto que dan al gobierno de Ortega, no sólo serán apartados de la mente de los salvadoreños, sino también de quienes los apoyaron en otros países del mundo. Pobre rechazo al pedido del secretario de la OEA



Jaime E. Valle
23/07/2018 11:08:16 AM



12

1
De imprescindible lectura. Error histórico por parte de las personas que han usurpado al FMLN. La historia -además de los votantes- también los juzgará. El uso del poder público en tema de derechos humanos es innegociable, y aquellos pretéritos revolucionarios, ahora neoconservadores, Ortega y Murillo han perdido la legitimidad hace tiempo. Solo les quedan las balas y un puñado de policías y de personas a quienes mantienen adeptas "por el estómago" para mantener unas posiciones de las cuales no son dignos ocupantes. Siempre es tiempo de reflexionar, de abrir puertas al diálogo, de salir como un demócrata antes que salir por la puerta de atrás...




Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (1 + 4) ?: