Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Los errores del Ministro

04/12/2017
Vota
  • 4.9 estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
21 Votos
6

En referencia a la búsqueda de justicia para los crímenes de la guerra civil, el Ministro de Defensa insistió recientemente en que no se gasten energías revolviendo el pasado. Y añadió que el historial de la Fuerza Armada está lleno tanto de actos heroicos como de algunos errores. Ambas afirmaciones requieren comentario dada la importancia del cargo y el grado militar del Ministro, y dada la relevancia que están teniendo a nivel nacional e internacional algunos casos de graves violaciones a derechos humanos acaecidas en El Salvador.

Respecto al gasto de energía habría que decir que más energías han empleado los violadores de derechos humanos en encubrirlos que las víctimas en denunciarlos. Primo Levi, un luchador contra los crímenes de los nazis, solía decir que mientras los criminales anden sueltos, ni los propios muertos estarán seguros, pues aquellos se esforzarán en echar cada vez más tierra encima de las tumbas de sus víctimas. Desenterrar un muerto, tanto para devolvérselo a sus familiares si estaba desaparecido como para hacer justicia, no es perder el tiempo. Es simplemente cumplir con un deber de humanidad.

Más grave todavía es hablar de errores cuando lo que se está discutiendo es el enjuiciamiento de crímenes de lesa humanidad. En errores incurrimos todos, pero crímenes de lesa humanidad solo pueden cometerlos quienes detentan el poder del Estado o uno semejante. En derecho, con frecuencia se exime o reduce la responsabilidad penal de las personas cuando el daño que hacen es fruto de un error. Los errores tienden a ser involuntarios, fruto de la ignorancia o de la incapacidad para realizar determinadas acciones. Alguien que se distrae manejando y ocasiona un accidente grave suele resolver el asunto más fácilmente que quien con intención causa un daño a otra persona. El error puede ser un atenuante, pero las masacres no se cometen por error ni tienen atenuantes. Se planifican, se ejecutan e incluso se encubren desde el poder. No hay error ahí, sino una voluntad de exterminio semejante a la de un asesino que actúa con premeditación y alevosía. Y la Fuerza Armada cometió ese tipo de crímenes.

En ese sentido, trabajar por poner en claro crímenes del pasado no es perder tiempo ni energías; es tratar de devolverles la dignidad a personas inocentes a las que les fueron violados sus derechos a través de una violencia injusta. Dejar crímenes en el olvido y en la impunidad es crear y reproducir cultura de violencia. Además, implica incumplir toda una serie de tratados internacionales de derechos humanos; tratados que el Estado salvadoreño se ha comprometido a observar leal y fielmente. Si la Fuerza Armada hiciera un examen serio y realista de las violaciones graves a derechos humanos que cometió, amparó y permitió, y pidiera perdón por ello a las víctimas y al pueblo salvadoreño, haría mucho más por la paz de El Salvador que con ese discurso sobre errores tan cargado de la cultura tradicional de impunidad. Así como la capacidad de perdonar enaltece a las víctimas, reconocer las culpas y pedir perdón ayuda a que los criminales, o los encubridores de los mismos, se reintegren a la sociedad con mayor facilidad.

Lamentablemente, el afán de preservar la impunidad les ha quitado fuerza para perseguir el delito a todas las instituciones encargadas de velar por la convivencia pacífica. Y los resultados de esta cultura de la impunidad heredada del pasado los vemos en la impunidad del presente. No haber investigado los crímenes del pasado incapacitó a muchas de nuestras instituciones para investigar los delitos actuales. No ha habido errores. Lo que se ha dado en el país ha sido una política sistemática de encubrimiento que solo podrá superarse con una investigación seria y una firme voluntad de enfrentar todo lo que transgrede la ley. Los crímenes de lesa humanidad del pasado y los delitos brutales e impunes del presente constituyen un único y mismo desafío para las autoridades. Ojalá el Ministro de Defensa se dé cuenta de ello.


  •   Compartir


© Todos los derechos reservados.


Comentarios

HUGO GUERRA Y GUERRA
07/12/2017 03:15:55 PM




Contundente y Clarisimo Editorial. Es obligatorio limpiar la gangrena de la impunidad y erradicar el cancer de la corrupcion en nuestro querido y sufrido El Salvador. En esta cirugia social, por muy dolorosa que sea, desde luego se deben clarificar y ajusticiar los crimenes de lesa humanidad. Nuestro pueblo se merece ya vivir en pleno ejercicio de Democracia, Paz y Justicia Social.



el observador
06/12/2017 07:49:28 PM



1

Excelente editorial, me gusta la frase "y los resultados de esta cultura de la impunidad heredada del pasado los vemos en la impunidad del presente".



Herchaca
05/12/2017 06:54:53 AM



3

2
Ahh!!...Sr. Munguía Payés. Qué editorial mas contundente !. El Sr. Payés ha quedado en el ridículo al emitir ese comentario tan inapropiado. Me imagino que sus compañeros le han dicho " no me defiendas compadre". Sr. Payés....yo que ud. me haría a un lado y perfectamente podría escudarse con el argumento que no le corresponde a ud. emitir juicios porque no podría ser juez y parte. Con su pobre comentario ha quedado completamente descalificado para conocer de éste tema. Es mas...primera vez que veo a un doble traidor. En ambos setidos. Lo acusaron primero de ello en la fuerza armada y ahora el pueblo lo acusará de lo mismo. REQUIEM por ud. ..



Justicia i placable
05/12/2017 06:20:41 AM



1

0
Tambien voy a perder el tiempo, pero aclararle a este tipo lo que sea es como gastar polvora en sope... el tipo es un ignorante de grandes magnitudes... creo que la estupidez de el sujeto no se compara, creo que hasta el universo tiene sus limites espaciales...



Daniel González
05/12/2017 05:55:35 AM



1

0
Con que han gastado miles de dólares enjuiciando gente por memes, eso si es gastar energía y recursos, pero este tema si deben resolverlo caiga quien caiga.



Alberto Meléndez
05/12/2017 02:40:58 AM



3

1
En nuestro país solamente podrá haber paz, cuando verdaderamente se investiguen todos los actos impunes que se open para que exista una verdadera reconciliación; no podemos simplemente pasar la pagina de nuestra historia. Es por esta razón que hoy nuestra sociedad esta muy violenta y violentada. es importante que se investigue y se llegue hasta los verdaderos culpables de todas las masacres y violaciones que se hicieron y se siguen cometiendo a nuestro pueblo. Es urgente y necesario que se investigue sin importar que el culpable sea ex presidente o ex ministro solamente con la verdad podrá haber paz. pero es una penaa nuestro sistema judicial que se encuentra en su mayoría vendido y amarrado a los poderes nefastos de nuestro país




Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (8 + 3) ?: