Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Arena no cambia

07/07/2017
Vota
  • 4.7 estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
42 Votos
6

Después de la derrota de Arena en las elecciones presidenciales de 2009, un millonario financista del partido contrató a intelectuales vinculados a la izquierda para que elaboraran una propuesta de renovación del ideario arenero. En ese esfuerzo, una de las principales conclusiones fue que el principal problema del instituto político de derecha consistía en ser percibido por la gente como un instrumento al servicio de los ricos. El reciente lanzamiento de dos empresarios del gran capital como precandidatos de Arena a la Presidencia de la República no hace sino confirmar eso.

Desde que la Fuerza Armada demostró su incapacidad para defender los intereses de la oligarquía salvadoreña durante la guerra, la élite económica decidió meterse en la política partidaria para gobernar directamente, no a través de terceros. “Si los ricos gobiernan, no robarán porque ya tienen dinero” fue la frase que se popularizó cuando un millonario tomó las riendas del Estado en 1989. Pero la historia mostró lo contrario. Está comprobado que en la privatización de empresas y servicios del Estado hubo privilegios de todo tipo para el gran capital, abusos múltiples de poder y contra los consumidores. Abusos que no fueron puntuales, sino un patrón de actuación generalizado. Bajo el discurso neoliberal de que el mercado es el mejor regulador de las dinámicas sociales, los grandes ricos aumentaron su riqueza y la población se quedó esperando que rebalsara la copa del bienestar. Que hoy Arena esté divido en bandos identificados con uno u otro de los millonarios presidenciables confirma que son ellos los que mandan en el partido.

Además, que dos multimillonarios sean precandidatos de Arena muestra que se sigue pensando que un país se dirige como si fuese una empresa. “Si estos empresarios han sido exitosos en sus negocios familiares, entonces serán exitosos gobernando” es el mensaje que transmiten estas candidaturas. Y ello no es del todo cierto, porque un Estado no es una empresa y no se puede dejar a los caprichos del mercado. La ley de la oferta y la demanda no funciona cuando se aplica a cuestiones de carácter social. Para muchos empresarios, la mayor inversión estatal debe estar en los bienes de capital, en los equipos, en la infraestructura. La inversión en la población no es prioritaria para los que siguen la lógica del mercado. Por ello, los subsidios a los más pobres son vistos como innecesarios.

La mentalidad de que el país se gobierna como se administra una empresa se reflejó diáfanamente en la frase de un empresario: “Nosotros pagamos el mariachi, y la canción que escuchamos no es la que pagamos”. “Tanto tienes tanto vales” es lo que rige en Arena, y tanto tiene uno de los precandidatos que ya pidió, como si nada, que se adelanten las primarias del partido. Si Arena lo hace, demostrará aún más que está al servicio de los más ricos. Esa mansa obediencia de la política a los mandatos del capital ha llevado a que la sociedad global alcance los mayores niveles de desigualdad de la historia. Una dinámica que se ha explayado con crudeza en El Salvador.

Según una de las personas que participó en el proceso, el documento que elaboraron los intelectuales de izquierda con orientaciones para la renovación de Arena ni siquiera fue discutido al interior del partido. Y afirma que el hombre fuerte de Arena en aquel entonces, Alfredo Cristiani, dijo que “ideológicamente el partido no se mueve un ápice”. Y Arena lo ha demostrado hasta hoy. Un empecinamiento de este calibre, sobre todo cuando el partido de gobierno le está facilitando las cosas a la oposición con su mal desempeño, no es menos que torpeza política y rechazo a la realidad. Para mal del país, Arena no cambia, sigue cantando la tonada de quien le paga, sigue dando la espalda a cualquier tipo de renovación, sigue al servicio del gran capital.


  •   Compartir


© Todos los derechos reservados.


Comentarios

Juan Gilberto Ramirez H.
23/07/2017 04:28:37 PM




Yo creo que el aparato gubernamental, no el Estado, se puede administrar como una gran empresa en la que los dueños son todos los salvadoreños. Solo organicemos, planifiquemos y ejecutemos con la sabiduría de administradores capaces. Veamos al presidente de la república como el geren- te general general que escoge a los gerentes de las diferentes divisiones de la empresa: economía, educación, salud, defensa, etc. Si el gerente general es virtuoso en negocios dejará que sus ayudantes le propongan planes para beneficio de los dueños de la empresa. Desafortunadamente esa idea genial en la política no funciona porque el presidente de la compañia y sus colaboradores hacen planes para beneficio propio y no de los accionistas que son los que aportan el capital de trabajo,los impuestos. En algunos países las iglesias como por ejemplo los protestantes consideran a su organización como una empresa rentable y no como una agencia de caridad y por eso tienen hospitales, comedores,...



jose
12/07/2017 11:07:37 AM



1

totalmente de acuerdo, la filosofia capitalista y comunista, ambas buscan el control y poder economico ausoluto, imperios oligarcas, dictaduras totalitariasos, ambas se oponen al sistema social democrata. ambas extremas esta representadas por sus cuadros intelectuales y ejecutivos que hacen el trabajo sucio operativo desde los tres poderes del estado.por lo tanto callejas, siman y buckely, representan lo mismo un capital en esencia y buscan cada uno su formula para mantenerse dirigiendo el pais y aprovechando sus recursos. pasaran unos anos mas para que la ciudadania despierte y funde un moviento popular de masas y lideres democratas.



Guillermo Gonzalez
09/07/2017 03:24:54 AM



4

0
Hola, he buscado los audios de sus editoriales y nada de ello, si aun no los subis o si tenes un link para acceder a ellos me gustaría me lo hicieran saber, estaré pendiente de su respuesta



Preocupado77
08/07/2017 10:00:55 PM



11

1
Certera verdad del Señor Jesucristo: "es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de los cielos". Sencillamente los cerebros de los ricos han sido formados en la opulencia, y por mentes que les inculcaron los anti-valores feudales que han regido a las familias pudientes para ser precisamente lo que son: adineradas egoístas. Parece trivial todo ello, pero es muy complejo. Solo hay que ponerse a pensar en cómo fue la infancia y juventud de Javier Simán, criado en casas y colegios lujosos, con "servidumbre" incluida. Sus estructuras mentales "tienden" a las de Donald Trump. Por tanto le ha de ser muy difícil comprender lo del agua como bien público, o lo del salario mínimo justo, con sacrificio de la plusvalía en sus empresas. Lo mismo pasa con Calleja, millonario del Selectos. 'La necesidad de luchar por el bien común' o 'la solidaridad con los pobres y migrantes' le parecen ciencia ficción escrita en dialecto chino.



Ramiro
08/07/2017 09:29:14 PM



5

9
Que hay en la actualidad con el FMLN, acaso ellos tambien no han amasado una gran suma de dinero. Ellos, tambien forman parte de los capitalistas. Lo que el pais necesita es un cambio total; lo cual lo traduciria en la eliminacion de todos los politicos acutales. El capital no es malo siempre y cuando busque el beneficio de la nacion no de sus compinches.



Socialista de mercado
08/07/2017 05:38:15 PM



3

6
No entiendo el discurso de la UCA, por un lado achacan al mercado algunos de los peores males que puede sufrir una sociedad, pero cuando menciona algunos de esos males está claro que el mercado no es el culpable sino la intervención del Estado a favor de los ricos cuando escribddeaeEstá comprobado que en la privatización de empresas y servicios del Estado hubo privilegios de todo tipo para el gran capital", precisamente eso es lo OPUESTO al mercado. Los ricos no han sido ricos gracias al mercado, sino gracias al mismo Estado. Si de verdad existiera un libre mercado, muchos ricos ya hubieran perdido sus grandes concentraciones de riqueza. Cómo decía el socialista de mercado Kevin Carson "el capitalismo... se ha sostenido en el presente gracias a una intervención estatal continua para proteger su sistema de privilegio, sin el cual sería inimaginable su supervivencia". El problema de Arena es precisamente que se OPONE al mercado, los areneros se quieren enriquecer a costa del...




Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (8 + 9) ?: