Area: Migrantes

Migración: acción desde los derechos humanos

El seguimiento del IDHUCA a la realidad nacional y el funcionamiento de las instituciones estatales permitió, oportunamente, reabrir una línea de trabajo que antes había sido impulsada –de forma pionera– por Segundo Montes: la migración. El jesuita fundador del IDHUCA no sólo fue visionario; sino también sigue siendo vigente.


Además el peso específico de este tema en materia de derechos humanos, obliga a trabajarlo como tal, también se ha asumido como un eje transversal por su impacto –concreto e importante– en las vidas de una alta y significativa cantidad de población, en la sociedad en general y en la región.


Institucionalmente se comprende que la salida permanente de compatriotas al exterior, en condiciones irregulares y sin la más elemental información, obedece a una situación generalizada de exclusión social y de violación de sus derechos económicos, sociales y culturales, aunque últimamente también la población está migrando para defender el elemental derecho a la vida y a su integridad física y moral, a causa de la violencia.


Desde enero del 2001, el IDHUCA ha extendido sus servicios de asesoría legal a migrantes y sus familiares, nacionales y extranjeros; además, ofrece capacitación sobre el tema con enfoque de derechos humanos y ha realizado investigaciones bajo la modalidad de monitoreos, para develar la ausencia de un debido proceso administrativo a favor de población migrante y la necesidad de una moderna legislación en la materia. El IDHUCA también está interesado en facilitar mecanismos de participación política real de la comunidad salvadoreña en el exterior. Todo lo anterior obliga, inevitablemente, a revisar las causas estructurales de la emigración de la población salvadoreña.
Para continuar actuando en el marco del compromiso con la población que abandona el país y quienes se quedan en éste –familiares y población en general– se requiere el diseño de estrategias de intervención en las condiciones actuales y su puesta en marcha. Asimismo se necesita sumar fuerzas, para multiplicar resultados.