"Un signo de los tiempos"

Natalia Ponce Rubio
21/11/2014
686 Votos | Comentario 1

La Memoria del Mundo es el registro colectivo y documentado del pensamiento humano, creado por la Unesco en 1992. El programa facilita el acceso universal y la preservación del patrimonio documental en el planeta, y funciona a través de comités nacionales y regionales, apoyados por una instancia consultiva internacional.

Este año, las bibliotecas “P. Florentino Idoate, S.J.” y “Juan Ramón Moreno, S.J.” postularon ante el Comité Nacional de la Memoria del Mundo la inclusión del Archivo Ignacio Ellacuría en el registro, como una iniciativa enmarcada en el vigésimo quinto aniversario de los mártires de la UCA y el centenario de la Compañía de Jesús en El Salvador.

La solicitud fue aceptada por el Comité, y el 14 de noviembre, en un acto en el Auditorio Elba y Celina Ramos, se incorporó oficialmente el Archivo Ignacio Ellacuría al Registro Nacional de la Memoria del Mundo-Unesco, convirtiéndose así en patrimonio documental salvadoreño.

Jacqueline Morales, directora de la Biblioteca “P. Florentino Idoate, S.J.”, explicó que el material que conforma el Archivo forma parte de las pertenencias del sacerdote que fueron heredadas por la Compañía de Jesús después de su asesinato. El Archivo reúne documentos personales, manuscritos, apuntes de clase, artículos, recortes, correspondencia y cintas de audio, entre otros.

Además del reconocimiento, el evento permitió enfatizar en las implicaciones del pensamiento y aportes de Ellacuría, y conocer de manera global sus propuestas y obras. Para ello, se contó con los análisis de José María Tojeira, director de Pastoral Universitaria; Rodolfo Cardenal; y Luis Alvarenga, jefe del Departamento de Filosofía.

Tojeira hizo un bosquejo biográfico que incluyó aspectos de la vida personal y familiar de Ellacuría, y de su formación intelectual, desde el noviciado hasta la relación con el filósofo español Xavier Zubiri. Así, quedó claro que la enorme capacidad reflexiva de Ellacuría estaba acompañada de un gran talante práctico y humano. Esto le posibilitó formular la dimensión política de la UCA desde la opción preferencial por los pobres.

Por su parte, Cardenal y Alvarenga hablaron de la importancia del patrimonio documental de Ellacuría para la comunidad académica y de la relevancia de sus aportes filosóficos, respectivamente. En su intervención, Cardenal dijo que “Ellacuría, sin pretenderlo, se ha convertido en un signo de los tiempos”, en referencia al actual estudio y difusión de su obra, que está siendo traducida al inglés y al alemán.

Alvarenga retomó la visión filosófica ellacuriana, desde la cual esta disciplina no se aborda por erudición, sino en el afán de servicio y de compromiso con la liberación. Para Ellacuría, la filosofía es un saber crítico y operativo. Crítico en tanto que posibilita ir más allá de lo aparente y combate todo lo que oculta la realidad; operativo en cuanto pretende concretar lo que plantea.

El director nacional de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, Wolfgang Effenberger López, destacó la importancia de este reconocimiento, hizo mención de la responsabilidad estatal en torno a los bienes culturales del país y agradeció a las instituciones que integran el Comité Nacional de la Memoria del Mundo, entre ellas, la Biblioteca “P. Florentino Idoate, S.J.”.

Como punto final, Óscar Larios Lara, presidente del Comité, dio lectura a la resolución de incorporación, y entregó a Rolando Alvarado, provincial de la Compañía de Jesús en Centroamérica, el certificado que declara al Archivo Ellacuría como patrimonio documental en el Registro Nacional de la Memoria del Mundo.

Ver comentario 1
...


...

Deje su comentario

Caracteres disponibles:1000
¿Cuánto es (4 + 3) ?:




Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas"
Dirección de Comunicaciones
(503) 2210-6600 • direccion.comunicaciones@uca.edu.sv